En Punto Vital somos pioneros en el tratamiento endermológico del Linfedema y de las alteraciones de la piel.

El Linfedema se produce por una acumulación de Linfa (agua, proteínas y otras células) en los tejidos blandos cuando el sistema linfático es incapaz de drenar todo el líquido que se produce en los tejidos, normalmente durante el proceso del intercambio de nutrientes.

La alteración del drenaje linfático puede producirse de manera primaria, pero la causa más frecuente en nuestro medio es consecuencia de los tratamientos quirúrgicos o radioterápicos de enfermedades tumorales.

Se trata de una patología crónica y progresiva que debe tratarse para detener su evolución.

“Después de un cáncer de mama, se puede recuperar una vida activa y su feminidad con la ayuda de su fisioterapeuta.”